sábado, 7 de junio de 2008

¡Y vamos pa' Andorra!

Buah, vaya tela... Total que el Viernes entre partida y partida de la XBOX, nos ponemos de acuerdo para ir a Andorra al día siguiente, ¡vaya huevos! Así que ni cortos ni perezosos (es un decir porque al final partimos a las 11h ) nos pusimos en camino hacia Andorra.
Todo apuntaba a que llovía, pero el día amaneció medio nuboso pero sin ánimo de ponerse a diluviar, o eso pensamos. Por lo cual la aventura comienza.

Salimos dirección Andorra con más ilusión que Marco en el día de la madre pero en cuanto llevabamos media hora de autovía el cuello de Fernando Alonso parecía haber tomado presencia en mi; ¡Cómo duele el maldito cuello cuando te da el aire! No es que fuera mi primera vez en moto de gran cilindrada, pero sí en una MegaScooter de estas raras, por lo que la posición es más elevada atrás y te comes todo el aire (y algún mosquito si te distraes).



Y aquí estamos, los 3 jinetes solitarios y Aladdina (por lo de los zapatos de camuflaje) Mi niña que es mu' apañá ella y usa un calzado adecuado para todas las superficies y situaciones (un poco más y se viene con las zapatillas de andar por casa).










La vuelta
Bueno de eso... comentar que el diluvio universal era un simple chaparroncillo al lado de los que nos cayó, ¡vaya tela!

Salimos de Andorra tras hacer 3 paradas para comprar un casco, unos DVDs... bueno, de todo un poco, sobre las 19h (menuda hora para salir) con un cielo oscuro y amenazante. Tal como comenzamos la marcha fuimos Enric y yo haciendo el rally Paris-Kaka , ya que experimentamos el cómo entrar en una curva y casi no salir de ella (va en serio); por suerte confío más en Enric que en mi mismo (a pesar de que es abogado) y todo fue como la seda (aunque le di una charla de responsabilidad a 120 km/h).
Todo iba bien, parecía que estaría el viaje tranquilo cuando antes de llegar a Berga (es una ciudad, no pensemos mal) comenzó a chispear durante 10 minutos, por lo cual paramos a ponernos ropa de lluvia
"No, si abajo ya no llueve. Sólo es aquí" Sí, sí.. vale. Hicimos caso de dicha cita pero muy a nuestro pesar más adelante comenzó el diluvio.
¡¡Menuda lluvia!! Llegó un momento que lo más cercano a mi distancia focal era el cogote de Enric y nada más (no es grato, no). La lluvia duró unos 15 minutos, suficientes para que la moto pareciera una Zodiac y nosotros dos berenjenas en salmuera.

Por suerte pudimos/tuvimos que parar en una gasolinera a respostar y a soltar lastre; mis guantes no podian más. Eso sí, salimos pitando de allí porque la "nubecita" nos perseguía, ¡menuda nube! Parecía como si alguien hubiera apagado el interruptor del Sol, aunque no me extraña que con la subida del impuesto de luz.... a este paso hasta el sol se pilla vacaciones.

Por fin llegamos a Barcelona sobre las 21.30h. Se acabó el paseo y llegamos a casa para buscar la ducha caliente y a la cama, ya que al día siguiente tenemos bici, ¡que huevos!
¡Ah! y fui a Andorra por un GPS Garmin este... Legend HCX para ser más detallista :-P, el cual me servirá para mis rutas ciclistas ^_^ que también iré detallando.

Lo que más me encantó del viaje en estas Megascooter es no tener que conducir y poder disfrutar del maravilloso paisaje Pirenaico, ¡Qué belleza!

P.D.: ¿Por qué la letra se ha ido haciendo más y más pequeña?

Publicar un comentario