lunes, 23 de junio de 2008

Opennatura "El catllar": Calor, polvo (tierra) y lesión

No no no, no sus asusteis , ¡¡que no me he lesionado yo!!

Antes un breve resumen:

Nota del redactor: Lo que realmente pienso va en cursiva

Domingo, 22 de Junio, 6:30 h Zulú (y GMT +2) Amanece un día precioso primaveral en pleno apogeo del astro Sol (ke vien escrivo, holé) A pesar de tan temprana hora, de un salto me levanto de la cama con alegría (sí, y una leche, me costó 20 minutos salir del catre con una mala leche de levantarme tan temprano un maldito Domingo, grrr) con la grata idea de pasar un día genial en la montaña a 100 kms de casa (claro claro, pagar 20€ para pasar calor como en el mismísimo infierno tragando más polvo que los bueyes camino al Rocío)
Tras desayunar y equiparnos para la ruta, nos encaminamos mi fiel compañera Laura y yo hacia casa del leal amigo Jordi para de ahí partir hacia nuestro esperado destino (traduzco para los de la E.S.O. : Que nos fuimos pa' casa del Tete, que vive a media hora de la mía, pa' pillar su coche e ir a Tarragona). Ahí además se nos adjuntó al viaje Victor, un nuevo personaje en estos relatos.
Pongo en situación: Opel Corsa del 94 (más o menos calculo esa fecha) de 5 puertas. 4 pasajeros de edad adulta (física, no haré referencia a la mental) y para rizar el rizo, 4 bicicletas de montaña (te cagas). Afortunadamente Jordi cuenta con un portabicis trasero con capacidad para 3 bicis y cómodamente desmontó y alojó una dentro del coche (Fitetú, un viaje de 1 hora en coche con una horquilla de bici clavándose en el mismísimo culo y sin menospreciar los pelos del perro que aun estan en el coche, ya que el coche no ve una aspiradora desde que lo sacaron del concesionario)

A las 8 estabamos casi listos para salir por la AP-7 tras una breve visita de vuelta a mi casa para recoger el Nokia que me dejé en casa y poder llegar a "El catllar".

Una vez todo OK partimos hacia allá. Un viaje genial por autopista y en nada de tiempo llegamos al lugar de destino.

Un pueblo muy bonito la verdad, 4 casas, 4 calles, 4 gatos y 400 ciclistas... no está mal. Total, bajamos del coche, ajustamos las bicis, recogida de dorsales, 4 pedetes (fue el día del 4), y vamos hacia la meta flotante para la salida. Desde dicho momento pierdo a Laura, ni idea de donde andaba. -"Si me parece que va con una chica que conocía de Ibiza" me comenta Jordi. Así que nada más comenzar, como siempre, taponamiento del copón... ¡mira que en España nos gusta hacer cola!

Salida leeeeenta, subida leeeeenta, gente leeeenta, y hasta leeeeento de leer lo hago, pero es que fue así. ¡No saben ni pedalear estos cicloturistas domingueros! Si estoy de acuerdo en que son pedaladas populares, si si, y que además es domingo y hacer calor, si si , y que ni yo mismo estoy en forma, de hecho estoy + o - como la vaca de Milka pero no tan moradito; pero otra cosa es que parezcamos un viaje del Inserso, ¡por favor! Se bajaban de la bici hasta subiendo un escalón de la acera, me ponian de los nervios, así que decidí tirar al 80% ya que mi tobillo no me permite el 100% (ni mi barriga fofa). Esa decisión hizo que "pasara" de Laura durante una ruta (cosa que nunca hago) y me dedicara a ver cómo estaba de nivel.

Comenzamos a subir por una senda bastante árida (arenosa para los de la E.S.O.) , de repente veo que voy solo ya que ni veo a Jordi, ni Victor ni Laura, aunque eso no me impide ir adelantando a peña pensando en que ya los encontraré.

Km 23 (creo recordar), primer avituallamiento: nada más llegar veo como el "tete" se pira del mismo, y yo que quería pillar su rueda ya lo perdí. Me meto Aquarius hasta que no me entra más, me trajo 3 medias naranjas. me tiro 2 botellas de agua por encima mientras veo llegar a los 10 minutos a Victor más rojo que la selección Española comiendo tomates. Es que el calor sigue siendo indescriptible, aunque si tienes un mechero a mano y lo enciendes aplicando la llama sobre un brazo más o menos tendrás dicha sensación. Victor, con ánimo de meter más ritmo, desaparece a los 3 minutos del puesto de avituallamiento y ¡Fium! se evapora cuesta abajo. Alguien de la organización me comenta algo sobre un río, ni flowers... ignoro su comentario.

Me dispongo a bajar por dicho sendero y a lo lejos veo un río de 3 m de ancho y aprox. 20 cms de fondo y, cuando lo encaro, me comenta un tipo en la otra orilla "No pares de pedalear". "¿Eing?" pienso yo, así que empiezo a meterle chica y entro con la rueda delantera por el aire y "¡¡PLOF!!" eso medía lo menos medio metro, barrigazo de la bici pero salí airoso de tal batalla. "Vale, no dije nada" comentó el colega de nuevo. (estuvo divertido pero casi me tengo que poner manguitos para cruzarlo) Quizás fue lo único divertido de la ruta.

En resumen decir que fue una ruta de mucho mucho mucho polvo, de bajadas divertidas con piedras graciosas, donde al finalizar una de ellas me encontré con Jordi cambiando cámara de rueda, tenía al menos 3 cámaras al lado de su bici y la llanta trasera medio jodida (típico de él).

Algunos comentaron que les pareció una ruta más técnica, yo la vi muy fácil y eso que fui con la " "Espe" y no con "Blanquita".

¡AH! No me he olvidado de la lesión. Como os dije no fui yo el lesionado, no. Esta vez fue Laura. Pues si, para un día que no parezco su sombra por la montaña, va y se me escoña por "apurar" (ni que fuera el V. Rossi!!)

Al final de la ruta yo rompí cadena a 5 kms de la llegada, así que recogieron los de la organización muy amablemente y me llevaron al punto de partida.
Cuando llegué vi a Jordi y Victor, que llevarían un buen rato zampando butifarras y tortilla. Les pregunté por Laura tras dar una vuelta de reconocimiento, pero ellos no la habían visto "Estará charlando con la chica esa que conoció" comenta Jordi (parece Rappel aunque quizás acierte un poco más que él). Total, que mi hambre atroz hace que coma algo antes de nada. Cuando ya llevaba 10 minutos me pareció muy raro, y al no llevar móvil peor; así que les pregunté a los de la organización si había pasado algo. "Sí, dos accidentados. Un chico y una chica" me dicen, cosa que me hizó alterar el corazón más que las subidas por las laderas a casi 40º. "No será una chica llamada Laura ....?" Entonces el chaval de la organización me mira y me dice "ey, tío, tengo que comentarte una cosa pero no te asustes (Si alguien te dice eso lo primero que haces es asustarte, coño) Tú chica ha tenido un pequeño accidente y está en el hospital, pero está bien, no ha sido nada, tan sólo se ha caído y ha pegado con el hombro al suelo (mira que pegarle con el hombro al suelo con lo duro que está , pensaba yo...)" PUF!! Me puse bastante nervioso, lo reconozco, y tras partirle dos costillas al de la orga.... no no, es broma, no hice eso. Tras recopilar datos de qué había pasado, conseguir una mutua en Barcelona y esperar que llegara Jordi y hablar con Laura para ver que todo estaba bien, nos piramos a Tarragona ciudad a recogerla. Cuando llegamos a Urgencias del Hospital de Sta. Tecla (HOSPITAL QUE NO RECOMENDAMOS PQ SON BASTANTE INCOMPETENTES) nos piramos para Barcelona.
Resultados
Laura: Brazo "inmovilizado" y al menos 1 semana de baja. Se le acabó parte de la temporada y su bici estará en eBay en breve.

Eso es todo. A ver si reedito el POST y subo el perfil de ruta.
Publicar un comentario